Debate de investidura en España, otro esperpento.

España no da para más.

Debate de investidura en España, otro esperpento.

Hoy se ha producido en el Congreso de los Diputados el primer debate de investidura protagonizado por un candidato que no representa al partido más votado por los ciudadanos, el socialista Pedro Sánchez, que recibió el encargo del Rey de formar gobierno, ante la negativa de hacerlo el popular, Mariano Rajoy, pese a haber ganado las elecciones. Este ha sido un debate de investidura en su primer intento fallido, que tendrá un segundo intento, que también se prevé fallido en 48 horas.

este ha sido un debate anómalo, principalmente porque se sabia de antemano que el candidato no contaría con mas votos que los de su partido y los de otra formación que juntos no alcanzaban el número suficientes de votos para conseguir, al menos, alguna esperanza para la segunda sesión en que es suficiente una mayoría simple para conseguir ser investido. Otra anomalía que ha tenido el debate es que el primer acto del mismo, el discurso del candidato, se produjo en solitario en la tarde de ayer, suspendiéndose la sesión al finalizar sus propuestas y retomándose esta mañana con la intervención del líder del partido más vota, que, como comentaba antes, esta vez, no es el aspirante a formar gobierno por haber declinado este el ofrecimiento del Jefe del Estado, otra anomalía de esta extraña legislatura que no acaba de arrancar.

En su discurso de ayer, Pedro Sánchez, hizo una oferta a diestra y a siniestra, mezcla de su acuerdo con Ciudadanos, el programa electoral del PSOE y los programas electorales de aquellas fuerzas a las que desea seducir: Podemos, sus confluencias, Izquierda Unida y hasta canarios y vascos. Estuvo conciliador, reconoció que un pacto de izquierdas no llega para formar una mayoría de gobierno, reconoció que las reformas de calado que necesita el país requieren de la participación del PP para poder llevarlas a cabo, se ofreció mil veces como el cambio y dejó traslucir su mensaje clave: si no se le vota a él, se está votando a Rajoy.

Esta mañana, Mariano Rajoy ha ignorado la oferta del socialista y, quizás recordando que en el debate que se produjo en la campaña electora Sánchez le llamó indecente, en un tono beligerante, faltón y más bien irónico, ha dedicado su tiempo a construir un relato sobre las incoherencias de Sánchez desde el día 20 de diciembre.

Ha recordado Rajoy el viaje de Sánchez a Portugal, para, según él, tratar de emular en España un pacto de izquierdas, un pacto de fuerzas de progreso, un pacto que tenía por principal protagonista a Pablo Iglesias de Podemos, pero que contaba con la dificultad de la aritmética parlamentaria que lo hacía imposible, salvo que se contara también con el apoyo de los independentistas catalanes. Ha seguido recordando Rajoy, que, ante la negativa del Comité Federal de gobernar con el apoyo, por activa o por pasiva de los secesionistas catalanes, Sánchez se ha visto obligado a dar un salto mortal, pactado con lo opuesto a Iglesias, Albert Rivera, pacto con el que solo consigue sumar 130 diputados. Pasando con ello de buscar un gobierno de izquierdas a conformarse con un gobierno reformista o transversal.

Tras las réplicas, dúplicas y demás, le ha tocado el turno a Pablo Iglesias y hemos asistido a uno de los espectáculos más bochornosos que yo recuerdo en el Congreso de los Diputados, desde el “quieto todo el mundo” de Tejero, cuando, para atacar al socialista, le ha dicho a Pedro Sánchez que no pacta con Podemos porque no le han dejado en su Partido, líderes como Felipe González, el que tiene su pasado manchado de cal. En una velada y sucia acusación al que fuera presidente del Gobierno de España, de estar implicado en los GAL.

Aunque en su réplica, Sánchez le ha afeado semejante disparate, como socialista espero que no volvamos a sentarnos a negociar absolutamente nada, hasta que el líder de Podemos, retire semejante barbaridad y se disculpe públicamente con González. Deberían recordar estos alegres mozalbetes de la Universidad Complutense de Madrid, que si ellos han podido disfrutar de una Educación Pública gratuita y de calidad ha sido gracias a los gobiernos de González. Que, si han disfrutado de una Sanidad Pública, gratuita y Universal ha sido gracias a Ministros socialistas como Ernest Lluch, precisamente asesinado por ETA, una banda de asesinos terroristas que sembraban el terror, no un movimiento político justificable, como le hemos escuchado a Iglesias. Asesinos que están en las cárceles por sus crímenes y no por sus ideas políticas, porque en España no hay presos políticos, como bien le ha recordado Sánchez a Iglesias en relación a sus palabras sobre Otegi.

Tras todo este despropósito, hemos escuchado a un Rivera vestido de hombre de Estado, tratando de convencer al Partido Popular de que la mejor opción para España es permitir el gobierno de Sánchez y quizás, él mismo, absteniéndose en la segunda votación y adhiriéndose al pacto firmado por PSOE y Ciudadanos, con algunas concesiones. Creo que todos tenemos claro que sus buenos propósitos han caído en saco roto porque visto el tono de las intervenciones de hoy, comprobado el número de noes en primera votación, no parece que vaya a haber cambios dentro de 48 horas. Y si me apuras mucho, no creo que vaya a haber cambios en los próximos dos meses, por lo que este debate de investidura fallido, es más que probable que nos conduzca a unas nuevas elecciones en junio.

Tal como ha adelantado Rebeldía en múltiples ocasiones este esperpento de negociación para la investidura ha tenido, está teniendo, un efecto muy importante, mas allá de los dimes y diretes: todo el mundo ha enseñado su verdadero rostro.

Rajoy, su estulticia e incapacidad para trasmitir nada que no sea dejadez y mala leche. Iglesias, un arrogante y soberbio, lo dice su alter ego, Monedero, mozalbete defensor de etarras y asesinos. Rivera, poco mas que un joven bien intencionado y Sánchez conciliador y mesurado.

Síguenos en @Rebeldia_es

pensamientos de 2 \"Debate de investidura en España, otro esperpento.\"

  1. Manda eggs que os escandaliceis asi por lo que dijo de Gonzalez. Acaso no estuvieron implicados en los GAL figuras de la mas alta confianza de Gonzalez, como por ejemplo ni mas ni menos que su secretario de estado?
    Pero claro, con vosotros, solo es culpable si se trata por ejemplo de Rita Barberá, que aun no ha sido imputada pero porque su equipo lo h sido, ella deberia serlo tambien. Aplicaos la misma ley, no la ley del embudo!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *