La bala que resucita la leyenda de Lawrence de Arabia.

Lawrence de Arabia

La bala que resucita la leyenda de Lawrence de Arabia.

Mucho se ha escrito sobre la mítica figura del militar galés Thomas Edward Lawrence, más conocido como Lawrence de Arabia, y de su determinante, o no, papel en la revuelta árabe que puso en jaque al imperio otomano en los años 20 e hizo soñar con la autoderminación a unos -las tribus árabes que poblaban lo que hoy en día es Siria, Jordania y parte de Arabia- y con la ampliación del imperio colonialista a otros -Francia y el Reino Unido, que negociaban durante la contienda el reparto de las tierras para cuando se retirasen los otomanos.

Para algunos historiadores se trata sin duda de un héroe, pero para otros es un mentiroso con mil caras que magnificó sus hazañas cuando narró la revuelta árabe en su libro “Los siete pilares de la sabiduría” y se encargó de darse autobombo para convertirse en un héroe. Muchos dudaban incluso de que hubiese participado en muchas de las contiendas que recoge en su libro pero ahora, una bala, podría hacer renacer su leyenda como militar y estratega que, lejos de mentir, se limitó a narrar los hechos tal cual sucedieron durante la Gran Guerra.

Un grupo de arqueólogos e historiadores de la Universidad de Bristol dirigidos por el profesor Nicholas Saunders y el historiador y arqueólogo Neil Faulkner, excavando para encontrar los restos del asalto en 1.917 al tren de Hallat Ammar, en Arabia Saudí, muy cerca de la frontera con Jordania, han descubierto una bala de una pistola automática Colt que según aseguran pertenecería “casi al 100%” a Lawrence de Arabia.

Bala Lawrence de Arabia
Bala del Colt de Lawrence de Arabia encontrada por investigadores Universidad de Bristol. Foto Alí Baldry.

El episodio de la emboscada árabe al tren de Hallar Ammar, fue uno de los éxitos más sonados en las escaramuzas que permanentemente organizaban los árabes contra las tropas otomanas, narrado con todo detalle por T.E. Lawrence en su libro sobre las batallas de la revuelta, que fue publicado por primera vez en 1.922.

“Me llevó como dos horas enterrar la mina (…) y casi unas cinco horas enterrar los cables para hacerla estallar (…) con un saco terrero y mi capa dejé el terreno de nuevo como si sólo el viento del desierto lo hubiese peinado (…) Yo no me esperaba dos locomotoras y en aquel momento decidí hacer estallar la carga bajo la segunda, de manera que por pequeño que fuese el efecto de la mina, la máquina no sirviese para desenganchar los vagones y retirarlos”, describe Lawrence.

Ya entonces, muchos dudaron del activo papel que él mismo dijo haber jugado en la preparación de la trampa e incluso de su presencia en la contienda pero la bala encontrada ahora por los investigadores de Bristol en el marco del Proyecto Gran Revuelta Árabe, corrobora que, efectivamente, estuvo allí.

“La bala que encontramos fue disparada por una pistola automática Colt, el tipo de arma que portaba Lawrence y que casi con toda seguridad no fue utilizada por cualquiera de los demás participantes de la emboscada.”, asegura el profesor Saunders en la nota de la universidad con la que han hecho público el hallazgo. Su colega, Faulkner añade “Lawrence tenía reputación de cuenta cuentos, pero esta bala – y la otra evidencia arqueológica desenterrada durante diez años de trabajo de campo – indica el grado de fiabilidad de su relato sobre la revuelta árabe en ‘Los siete pilares de la sabiduría’.

Souvenir de la batalla

La otra evidencia a la que se refieren los estudiosos, no es otra que una placa de una de las locomotoras que vió la luz hace un par de meses y que al parecer, había estado los últimos 80 años en poder de la familia de un amigo de Lawrence de Arabia llamado Vyvyan Richards. La crónica familiar cuenta que el aventurero se la llevó como recuerdo de la contienda de Hallat Ammar y se la entregó a su amigo con el ánimo de recuperarla más tarde. Planes que se truncaron con su repentina muerte en accidente de motocicleta dos años después, en 1.935.

Placa de la Locomotora Lawrence de Arabia
Placa de una de las locomotoras del Ferrocarril Heyaz atacado en 1917 en Hallat Ammar Foto: Nicholas Saunders

En la placa, escrita en turco otomano con caracteres árabes puede leerse Ferrocarril Heyaz, la línea férrea construida por los alemanes que unía Damasco y Medina y que se convirtió en blanco de numerosos ataques documentados de los árabes contra los otomanos. El “souvenir” también está ahora siendo estudiado por el equipo de Saunders y Faulkner. El arqueólogo, publicará a finales de este mes un libro editado por la universidad de Yale “La guerra de Lawrence de Arabia” con el que pretende devolver su esplendor al mito inmortalizado magistralmente por Peter O´Toole y que 81 años después de su muerte sigue siendo una fuente de discusión para los expertos.

Síguenos en @Rebeldia_es

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *