Súper Martes: el momento decisivo en la carrera presidencial

Super Martes

Super martes: el momento decisivo en la carrera presidencial

Cualquiera que siga la política norteamericana, aunque sea de lejos, habrá oído hablar del Súper Martes, uno de los eventos más relevantes en las primarias por la candidatura presidencial. El Súper Martes no es una jornada electoral muy diferente de cualquier otro día en los que se llevan a cabo las primarias presidenciales en los diferentes Estados y de los que salen los candidatos demócrata y republicano. La diferencia radica en que si bien la mayoría de los Estados celebran dichas primarias por separado, durante el Súper Martes quince Estados las celebran conjuntamente. Los resultados del Súper Martes, por lo tanto, suelen ser decisivos en la carrera por la Casa Blanca.

Aunque republicanos y demócratas tienes diferentes números de delegados en cada Estado (de hecho cada Estado tiene sus propias reglas de elección de candidatos), durante el Súper Martes cerca de la mitad de los delegados electorales de ambos partidos son elegidos. Esta enorme concentración de votos es la responsable del ingente despliegue de medios de campaña que todos los candidatos ponen en marcha para la celebración del Súper Martes. El Súper Martes es la culminación de meses de ardua campaña y el punto álgido del ciclo de primarias.

Al contrario que en España, donde los partidos políticos eligen a sus candidatos a las Elecciones Generales a través de Congresos Nacionales, el único requisito para participar en las primarias estadounidenses es ser un miembro registrado de un partido político (republicano o demócrata). Una vez inscritos, los candidatos se enfrentan en elecciones estatales denominadas caucuses.

El Súper Martes republicano: Donald Trump contra Ted Cruz contra Marco Rubio

El Súper Martes es el momento que Ted Cruz ha estado esperando durante meses para tomar ventaja en la carrera presidencial. Texas, su estado natal, dispone del mayor número de delegados de entre todos los Estados, lo que le puede garantizar una relativamente fácil y decisiva victoria frente a los otros dos candidatos republicanos. No obstante, a pesar de este as en la manga de Ted Cruz, las encuestas siguen encabezadas por Donald Trump, quien presumiblemente seguirá liderando la lista republicana después del Súper Martes.

Muchos de los votantes de Trump son lo que los americanos denominan “trabajadores de mono azul”, gente que no dispone de ningún tipo de educación superior. Aunque el más de el 70% de los ciudadanos estadounidenses no disponen de título universitario alguno, este porcentaje es mayor en los Estados que participan en el Súper Martes, lo que explica la ventaja de Trump en las encuestas.

Al mismo tiempo, Marco Rubio no ha perdido tiempo en presentarse como la alternativa conservadora a Donald Trump, táctica que le ha valido el respaldo del aparato republicano y diversas victorias hasta el momento. Incluso aunque no se espera que Rubio gane en ningún Estado, si se espera que capture un número suficiente de delegados como para continuar su ofensiva contra el liderazgo de Trump.

El Súper Martes demócrata: Hillary Clinton contra Bernie Sanders

Aunque el Súper Martes es importante tanto para republicanos como para demócratas, con bastante seguridad ni Hillary Clinton ni Bernie Sanders obtendrán suficientes delegados como para convertirse en el candidato presidencial demócrata (2.383 delegados). Dicho esto, los resultados podrían ser el comienzo de dos historias bien diferentes para ambos candidatos.

Se espera que Hillary Clinton pase por severas dificultades en los Estados de Massachusetts, Vermont (el Estado natal de Sanders) y Minnesota, donde Sanders ha invertido la mayoría de su tiempo y esfuerzos. No obstante, la mayor parte de los Estados del sur que participan en el Súper Martes están compuestos por grandes poblaciones de Afroamericanos e hispános, que en su mayoría son favorables a Hillary Clinton.

Incluso si el número de delegados en cada lado no es claro después del Súper Martes para los candidatos demócratas Bernie Sanders y Hillary Clinton, serán los súper delegados los que determinen con seguridad los resultados de la nominación demócrata. Los súper delegados son delegados que pueden ser de cualquier Estado y que pueden elegir candidato en la Conferencia demócrata, que no sucederá hasta el verano. Basándonos en promesas previas, se espera que Hillary Clinton gane la nominación demócrata gracias a cientos de estos súper delegados. El diario estadounidense “The Washington Post” predijo una victoria de Clinton en la Conferencia por 502-70 súper delegados.

Aunque el Súper Martes es un poderoso punto de inflexión en la carrera presidencial, los resultados finales no estarán consolidados antes de las convenciones republicana y demócrata del verano. Sin embargo, los candidatos que que no obtengan suficientes delegados suelen retirarse y sumar sus delegados a una de las candidaturas que persisten. En el caso de la carrera republicana, en la que aún hay más de dos candidatos, los efectos de la retirada de uno de ellos puede cambiar el rumbo de la nominación.

El Súper Martes 2016 es una importante cita política para este año de campaña, que será largo y duro dadas las condiciones excepcionales de la carrera por la sucesión del Presidente Obama. Sin duda, los ciudadanos estadounidenses encontrarán más claridad tras este importante hito en la carrera por la Casa Blanca.

Síguenos en @Rebeldia_es

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *