Unidad territorial, Podemos y el bloque constitucional

Unidad territorial petición Podemos

La unidad territorial, Podemos y el bloque constitucional: petición de firmas

Muchos ciudadanos que tuvieron dudas sobre a quién votar en las elecciones generales 2015 se impusieron como línea roja no votar a ningún partido que cuestionara la unidad territorial de nuestro país o que estuviera dispuesto a discutirla de modo que, claro y alto, la suma de diputados de las formaciones que defiendan la unidad territorial de España casi triplican a los que de un modo u otro propugnan un proceso de autodeterminación de los que ellos llaman los pueblos de España. Doscientos sesenta contra noventa tras las elecciones, ahí es nada.

Tras la resaca de las elecciones generales de 2015 y las decenas de encuestas y análisis llama la atención esa actitud obscena y un tanto infantil del líder de Podemos, Pablo Iglesias. En sentido estricto este partidos ha sacado 42 diputados, el resto son marcas de compromiso que tienen en común, nunca mejor dicho, cuestionar la unidad territorial derivada de la Constitución. Esa es la verdadera razón por la que la máxima del líder de Podemos no es otra que exigir un referéndum en Cataluña y aceptar la libre determinación de los pueblos en la mejor tradición marxista-leninista. ¿Pero es aceptable, en democracia, que un líder como el de Podemos que como máximo gobierna directamente 42 diputados de 350, o sea un 12% de representación, muestre esa actitud prepotente y despectiva hacia la mayoría constitucional? No, no es aceptable y esa capacidad de influencia mediática del lider de Podemos al mejor estilo Goebbeliano debe ser contestada desde la política, desde el lado que, abierto a reformar la carta Magna, no cuestiona ni su validez ni los principios que la sustentan: estado social y de derecho en el marco de la unidad territorial de España como nación plural y diversa.

Parar los pies a tamaño despropósito, traer a la primera línea del debate político cuestiones ya olvidadas desde la caída del muro de Berlín, exige la creación de un bloque constitucional que modernice la ley fundamental e introduzca algunas cuestiones importantísimas para el futuro y arrincone de una vez la nostalgia leninista de los dirigentes de Podemos y otros partidos. Este bloque debe consensuar, de partida, algunas politicas de estado indiscutibles:

  • La unidad territorial de España.
  • La gestión centralizada y el mantenimiento del sistema de seguridad social.
  • El marco educativo básico, de contenidos, y obligatorio para todo el país.

Consensuado esto, cabe aportar propuestas y soluciones a la necesaria adaptación de nuestra Constitución a nuevos retos y problemas.

En primer lugar hay que dar una solución a la financiación territorial mejorando la solidaridad interterritorial en un marco de justicia que permita que los que más aportan no sientan que sus impuestos están siendo utilizados para subvencionar despilfarros o corruptelas. En este sentido, proponer una retrocesión de una parte de las aportaciones a las comunidades autónomas que los generan, equilibrando solidaridad y justicia, podría atemperar la sensación que algunas de ellas tienen de que aportan mucho más de lo que reciben y que sus aportaciones no son bien utilizadas. Cataluña podría, en esta marco, sentirse mas cómoda.

En segundo término hay que introducir nuevos derechos que se daban por satisfechos pero que la crisis ha tirado por tierra: el derecho a una vivienda digna, a una protección suficiente en caso de urgente y profunda necesidad, dependientes, parado de larga duración, pensionistas y personas en situación de riesgo de maltrato.

Hay que introducir así mismo en el nuevo texto constitucional la preservación del medio ambiente, los derechos de las minorías y de los animales y la defensa activa de la Paz. Nuestra presencia en alianzas y organizaciones internacionales debe responder a esa posición y la actuación de nuestros representantes debe encaminarse a esa defensa.

Estos son los temas, a mi entender prioritarios, que debemos abordar y resolver y si PSOE, PP, C´s, PNV y Cc se ponen de acuerdo para consensuar un texto que nos sirva para afrontar los próximos 30 años en las mejores condiciones se acabó el marxismo-leninismo de Podemos y su nostalgia en España. Hay que darse un plazo, dos años serian más que suficiente para, dado que hay que gobernar el país, que gobierne el partido más votado.

La puerta de este bloque debe estar abierta a Podemos, la Cup, Dl, Bildu etc. Que sean ellos quienes decidan si entrar o quedarse fuera y como se decía en mis tiempos: el 51 gana, el 49 pierde y fuera hace frío.

Firme en el siguiente formulario para exigir la formación del bloque Constitucional o visite nuestra iniciativa en change.org:

Petición de firmas cerrada, gracias por su participación.

pensamientos de 3 \"Unidad territorial, Podemos y el bloque constitucional\"

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *